COOKIES

Utilizamos cookies para asegurar una mejor experiencia de usuario en nuestro sitio web.
Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

Palabras para un idioma deshabitado

Autor Jose Miguel Vicente Fraile

Letras desprendidas de una pluma muy sencilla, donde la vida y el desamor son desgranados por...
Colección Didot
Género Poesía
Editorial Punto Didot
Fecha de Publicación 20/11/17
Peso 0,90 MB
Medidas 210 x 150 mm
Cantidad de Páginas 92


Desea comprar este Libro?

10,00 € Edición Papel 978-84-17197-39-1
4,00 € Pdf  
Letras desprendidas de una pluma muy sencilla, donde la vida y el desamor son desgranados por sueños y fantasías hilvanados con alguna realidad. Son las hojas de mi otoño tardío, cuando comencé a llorar tinta sobre pensamientos huérfanos en la soledad de mis horas.
Lejos de representar algo por recomponer, Palabras para un idioma deshabitado es un puente de comunicación entre la pasión del corazón y la imaginación del alma siempre dispuesta a crecer.
Leonés de nacimiento y maragato al cincuenta por ciento. El hábito de lectura lo heredé de mi madre y de mi abuelo el de escribir por gusto, por propia voluntad.
Soy un curioso insaciable y si no me alimento de letras y amistad, enfermo de hambre y muero para el mundo... este que nos rodea y duele tanto. Pero para completar mi felicidad, necesito de mi otro mundo, el de los sueños, el mundo sin reloj, donde libertad y vida tienen el mismo significado… Sólo pido que no se termine mi tiempo, para seguir modelando mis sueños, el sostén de mi vida.
Jose Miguel Vicente Fraile
Jose Miguel Vicente Fraile
Leonés de nacimiento y maragato al cincuenta por ciento. El hábito de lectura lo heredé de mi madre y de mi abuelo el de escribir por gusto, por propia voluntad. Soy un curioso insaciable y si no me alimento de letras y amistad, enfermo de hambre y muero para el mundo... este que nos rodea y duele tanto. Pero para completar mi felicidad, necesito de mi otro mundo, el de los sueños, el mundo sin reloj, donde libertad y vida tienen el mismo significado… Sólo pido que no se termine mi tiempo, para seguir modelando mis sueños, el sostén de mi vida.