COOKIES

Utilizamos cookies para asegurar una mejor experiencia de usuario en nuestro sitio web.
Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

Mis ojos te vigilan

Autor Gema Sánchez Castellano

Andrés Soler sueña con dirigir su propio hotel...
Colección Índigo
Género Narrativa
Editorial Bohodón Ediciones
Fecha de Publicación 04/10/17
Peso 1,80 MB
Medidas 140 x 210 mm
Cantidad de Páginas 310


Desea comprar este Libro?

17,00 € Edición Papel 978-84-16797-97-4
7,00 € Pdf  
Andrés Soler sueña con dirigir su propio hotel. En una postal encuentra el lugar ideal para sus fines: Alvear de la Torre, pueblo marinero de la costa asturiana de cuyo paisaje se enamora perdidamente. Su sueño se hace realidad y construye el hotel en los terrenos colindantes al palacio ducal, cuyo dueño es un ser desconocido y misterioso.
Soler se traslada junto a su esposa, Belén Almonte, y sus dos hijas a aquel lugar idílico, pero al poco tiempo la tranquilidad de Belén se ve alterada por el ramo de flores que, de forma anónima y acompañado de un mensaje inquietante, aparece cada semana en la puerta de su farmacia.
Se siente vigilada, lo que hace que tanto su salud física como mental se vean afectadas, y se ve rodeada de intrigas que harán saltar por los aires los que hasta entonces eran los cimientos de su vida.
Todo encajará cuando el secreto mejor guardado salga a la luz, llevando al lector a un final totalmente imprevisible.
Gema Sánchez Castellano
Gema Sánchez Castellano Nació en Tudela (Navarra). Empezó a escribir mucho antes que a leer, mucho antes de convertirse en una devoradora libros. Desde pequeña escribía poesía e historias que ella misma ilustraba. Pertenece al Club de la Rima y ha colaborado en publicaciones solidarias con poesía y relato corto. Disfruta mucho cuando va a los colegios para leerles a los alumnos, quizás por haber trabajado como profesora de francés, entre ellos se siente como en casa.
A pesar de haber escrito mucho, "Mis ojos te vigilan" es la primera obra que publica.
Dice que espera no perder facultades y acabar sus días escribiendo.